martes, 18 de enero de 2011

análisis de la casa dominguez

“Me gustó siempre hablar de Arquitectura, como divertimento: si no se hace alegremente no es Arquitectura. Esta alegría es, precisamente, la Arquitectura, la satisfación que se siente. La emoción de la Arquitectura hace sonreir, da risa. La vida no”.
“No existiría la <necesidad> de arquitectos si no existiese la <necesidad> de ordenar las naturaleza, el medio. para desarrollar en él las funciones que el hombre va creando a lo largo de la historia”.
ANÁLISIS DE LA CASA.
AÑO : 1976
PAIS : España
CIUDAD : Poio.Pontevedra (Galicia)
DIRECCION: Avenida da Caeira. s/n (Urbanización A Caeira)
Al decir de Saarinen el habitáculo del hombre puede ser representado por una esfera cortada ecuatorialmente por el plano de la tierra. La semiesfera enterrada se usará para el descanso, inactividad reposición de las fuerzas y del pensamiento; la semiesfera por encima del plano 0 será donde el hombre desarrolla su actividad, donde desarrolla lo pensado. De materiales pétreos, terrosos, la primera; transparente, de cristal, la segunda.
Cuanto más libere el hombre su pensamiento, más se separará de la tierra la cristalina semiesfera que, liberada, se convierte en nueva esfera volante, inalcanzable. Cuanto mas grande es la necesidad de reposo, del descanso, más profunda se enterrará la enterrada semiesfera.
Cuidad en años esta imagen y aparecidas las condiciones precisas se le da la forma física a estos pensamientos. Cuanto mas claras son las ideas, más cuesta conseguir claramente su materialización.
Se parte del plano horizontal 0. Las cotas negativas albergarán zonas de reposo, dormitorios y cuanto con ellos se relaciona. Sobre la cota 0, primero nada, luego la estancia-acción, el comedor, la atención al hombre activo.
Lleva esto una manera de hacer y de usar unos determinados materiales: pesados, cerámicos los del cobijo. Aquí han sido muros y forjados de hormigón envueltos en plaqueta. Metálicos, hierro, chapa, cristal la parte de abierta, el vuelo del edificio y del hombre.
Se construye una terraza encima de todo, terraza de despegue. Se construyó otra terraza, acordando el 0 con el +1, terraza de la normalidad, con accesos que une estancias y descansos. La unión de cuerpos enterrados y elevados, es lógico, de cristal-pavés.
No se quiere descubrir secretos, escribiendo esto y lo otro, pues no existen, a la vista están. Se quiere insistir una vez más que no hay obra sin idea y que idea y obra son simultaneas para que aparezca esa arquitectura que no se sabe si es catalogable, explicable, culta, formante de escuela determinada. Se escapa uno conscientemente de un mundo hablado, todo escrito y de verdad con ningún otro fondo que el de pertenecer o no a sí mismo.
Estúdiense los planos, el funcionamiento normal de una casa “unifamiliar y ver si cumple con los requisitos exigidos; vease como no pertenece a Escuela alguna ni, por otra parte la forma.
Véanse claramente los volúmenes separados que se construyeron y su enlace y obsérvense también los otros múltiples entre ellos, los vistos, los insinuados y también como puede jugarse, por ejemplo, con las barandillas, por otro lado necesarias.
En fin, el eterno escape de la cultura escrita y transmitida y la libertad de hacer cada uno lo que le da la gana dentro, claro está, de sus propias leyes, del propio código creado por uno mismo.
 he encontrado una página de unos compañeros de la facultad de construcción que analizan la casa de De La Sota, y he encontrado esto y también unos pdf sobre los planos...los subiré también para completar los que ya nos dieron en clase

Elena

No hay comentarios:

Publicar un comentario